jueves, 18 de abril de 2013

Patatas confitadas con salsa brava



Un día en clase de neerlandés, mi profesora me comentó que le encantaban las patatas bravas y que siempre que va España es una de las raciones que pide. Me preguntó si sabía la receta, porque iba a ser el cumpleaños de su hija y quería prepararlas para la fiesta que estaba organizando. Como nunca la había hecho en casa, quedé en buscársela y al día siguiente se la daría. Mientras buscaba la receta pensé en tener un detalle con ella, así que preparé  la salsa y la metí en un tarrito junto la receta. Le encantó!

Y por lo que me comento días después de la fiesta, las patatas fueron todo un éxito, así que no me quedó más remedio que probrarla yo también y al fin de semana siguiente la preparé. 

Quedaron buenísimas! Las patatas confitadas al freírlas quedan crujientes por fuera y blanditas por dentro, toda una delicia y la salsa queda estupenda. 


Ingredientes patatas confitadas:
  • 150 gr. de aceite de oliva
  • 1 diente de ajo
  • 3 patatas
  • 700 gr. de agua

Ingredientes salsa brava:
  • 3 cucharadas del aceite de confitar las patatas
  • 1 cucharada de pimentón dulce
  • 1/2 guindilla en rodajitas
  • 1/2 cucharadita de tabasco
  • 1 cucharadita de vinagre de vino tinto
  • Una pizca de sal
  • 125 gr. de tomate frito

Elaboración patatas confitadas en thermomix:
  1. Ponemos el aceite y el ajo en el vaso y calentamos 7 min., Varoma, vel. 1.
  2. Pelamos y cortamos las patatas en dados y las colocamos dentro en un molde desechable de aluminio.
  3. Vertemos el aceite que hemos calentado sobre las patatas y cerramos el molde.
  4. Llenamos el vaso con el agua. Colocamos el varoma en su posición y dentro de él el molde de aluminio. Programamos 25 min., Varoma, vel. 1.
  5. Retiramos el recipiente varoma y reservamos.

Elaboración salsa brava en thermomix:
  1. Añadimos todos los ingredientes de la salsa en el vaso, excepto el tomate frito. Programamos 2 min., 100º, vel. 2.
  2. Añadimos el tomate frito y programamos 1 min., vel. 8.

Elaboración del plato:
  1. Colamos las patatas.
  2. Las freímos en una sartén con abundante aceite o en una freidora.
  3. Las ponemos en un plato con papel absorbente de cocina para eliminar el exceso de aceite.
  4. Las colocamos en una fuente y le echamos la salsa por encima.