jueves, 11 de abril de 2013

Pollo con crema de espinacas al queso y champiñones salteados



Desde que probé esta receta, se ha convertido en un indispensable en mi cocina. Es que está tan buena...!!! El pollo hecho al horno queda jugoso y la crema de espinacas al queso es muy deliciosa y suave y la podéis utilizar para cualquier otro plato como por ejemplo con pasta.

Con esta receta participo en el fantástico sorteo que ha preparado Esmeralda de Recelandia con mucha generosidad. Si no conocéis su blog, os recomiendo que os pasáis por allí y descubráis las recetas tan maravillosas que tiene.

Y ahora que estoy escribiendo la entrada me he acordado de una anécdota que me sucedió el día que preparé esta receta.

Estaba yo tan tranquila en casa, cocinando, en pijama y con los pelos sin peinar, lo que se dice estar cómoda, vaya. Hacía un día gris y por el ventanal de la cocina la luz que entraba no era muy buena, así que me decidí hacer la foto para el blog en el salón. Y allí que me pongo en la mesa del salón, con la fuente, el plato con el pollo, un par de focos para dar un poco más de luz y yo haciendo fotos de un lado, de otro, subiéndome a la silla, moviendo el plato aquí y allá, hasta que de repente veo una sombra detrás de mi, me giro y no veo nada, así que sigo a lo mio y a la mijilla otra vez la sombra, vuelvo a mirar y descubro al chico de mantenimiento del edificio que estaba limpiando los ventanales de mi casa por fuera!!!. No se cuanto tiempo llevaría allí y lo que vio o dejó de ver, pero seguro que debió de pensar "Que hace esta loca haciéndole tantas fotos a una pechuga de pollo!!??"


Ingredientes (4p):

   * Para la crema de espinacas
  • 300 gr. de espinacas frescas
  • 2 dientes de ajo muy picados
  • 115 gr. de queso crema (tipo Philadelphia)
  • 55 gr. de queso parmesano
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta negra molida

  * Para los champiñones salteados
  • 225 gr. de champiñones laminados
  • Aceite de oliva
  • 80 gr. de vino blanco
  • 2 dientes de ajo muy picados
  • Sal
  • Pimienta negra molida

  * Para el pollo
  • 4 pechugas de pollo
  • 2 bolas de mozarella fresca cortadas en rodajas
  • Sal
  • Pimienta negra molida

Elaboración:


Precalentamos el horno a 180ºC.

Salpimentamos las pechugas de pollo por ambos lados. Horneamos durante 16 minutos.

Mientras tanto, hacemos la crema de espinacas. En una sartén, a fuego medio, con un poco de aceite de oliva, cocinamos las espinacas con los ajos. Cuando las espinacas hayan reducido de volumen y estén cocinadas, echamos a la sartén el queso en crema y el parmesano. Removemos hasta que el queso se funda. Retiramos del fuego y reservamos.

Ahora le toca el turno a los champiñones. Los salteamos junto con los ajos en una sartén con un poco de aceite de oliva, hasta que se vayan poniendo dorados. Salpimentamos y añadimos el vino blanco. Dejamos cocinar unos minutos hasta que se haya evaporado la mayor parte del vino.

Damos la vuelta a las pechugas de pollo. Dividimos la crema de espinacas y los champiñones sobre ellas. Ponemos encima de cada pechuga un par de rodajas de mozarella. Horneamos unos 12 minutos hasta que el queso esté fundido y doradito.


Fuente: Bacon, Butter, Cheese & Garlic