jueves, 9 de mayo de 2013

Helado de stracciatella



Ya va haciendo calorcito, quiero decir calorcito belga, unos 15-16ºC (que lo más que llegamos el verano pasado fue un par de días a 28ºC), así que ya me va apeteciendo comer helado de vez en cuando.

Así que aprovechando la heladera que tengo y que hace un mes compré un congelador extra, estoy deseando llenarlo de helados!

El primero que he hecho es el favorito de mi marido: helado de stracciatella. A cada heladería que va, lo tiene que probar y anda que no hay sabores!, pues él siempre pide el mismo jeje.

Así que os aseguro que éste va a ser el primero de una larga saga ;)

Ahh! Y si os perdisteis el helado de fresas que ya tengo publicado, lo podéis ver AQUÍ.



Ingredientes:
  • 100 gr. de chocolate fondant
  • 500 gr. de nata para montar
  • 230 gr. de azúcar glas (en la receta original pone 300 gr. pero a mí me parecía demasiada cantidad)
  • 300 gr. de leche
  • 1 cucharadita de miel


Elaboración en Thermomix:
  1. Trituramos el chocolate con vel. progresiva 5-7, dependiendo de cómo de grande queremos los trocitos de chocolate. Reservamos.
  2. Ponemos la mariposa. Echamos la nata y la semimontamos 70 seg., vel. 3 1/2. Reservamos en un bol grande.
  3. Echamos la leche, el azúcar y la cucharadita de miel y batimos 1 min., vel. 3.
  4. Vamos añadiendo la leche poco a poco a la nata y removemos con cuidado con movimientos envolventes.
  5. Cuando esté todo integrado, añadimos los trocitos de chocolate y mezclamos un poco.
  6. Si tenemos heladera, echamos la mezcla en la cubeta y seguimos las instrucciones del fabricante.
  7. Si no la tenemos, congelamos la mezcla en un recipiente y cada media hora removemos el helado para evitar que cristalice. Repetimos la operación 3 veces.

Elaboración tradicional:
  1. Partimos el chocolate a trocitos pequeños. Reservamos.
  2. Con una batidora de varillas semimontamos la nata.. Reservamos en un bol grande.
  3. Batimos la leche con el azúcar y la cucharadita de miel.
  4. Vamos añadiendo la leche poco a poco a la nata y removemos con cuidado con movimientos envolventes.
  5. Cuando esté todo integrado, añadimos los trocitos de chocolate y mezclamos un poco.
  6. Si tenemos heladera, echamos la mezcla en la cubeta y seguimos las instrucciones del fabricante.
  7. Si no la tenemos, congelamos la mezcla en un recipiente y cada media hora removemos el helado para evitar que cristalice. Repetimos la operación 3 veces.