martes, 5 de marzo de 2013

Higaditos de pollo




Las vísceras es una comida que no a todo el mundo le gusta, de hecho lo único que como son los higaditos de pollo, lo demás no me gusta nada de nada.

Los higaditos son un alimento muy rico en hierro y vitaminas, pero si tenéis problemas de colesterol no es muy aconsejable que lo comáis a menudo por su alto contenido de colesterol.

Este plato siempre nos lo ha hecho mi madre en casa, así tal cual, con su arroz blanco, que con el aceitito de los higaditos está de muerte.

Ingredientes:
  • 500 gr. de higaditos de pollo
  • 1 cebolla
  • Aceite de oliva
  • Vino blanco
  • Agua
  • Orégano al gusto
  • 1 hoja de laurel
  • Sal

Elaboración:

  1. Preparamos los higaditos, para ello le quitamos la grasilla que tenga, los cortamos si vemos que los trozos son muy grandes, y los lavamos. Dejamos escurrir.
  2. Pelamos y cortamos la cebolla en tiras largas. En una sartén con un poco de aceite de oliva, pochamos la cebolla con un pellizco de sal.
  3. Cuando la cebolla esté pochada, echamos los higaditos y removemos con cuidado.
  4. Agregamos la hoja de laurel, el orégano, un poco de sal y un chorreoncito de vino blanco y dejamos que evapore el alcohol.
  5. A continuación incorporamos un poco de agua (un poquito menos de la mitad de un vaso de agua).
  6. Cuando empiece a hervir, bajamos un poco el fuego y dejamos que espese la salsa.
  7. No tardan mucho en hacerse, en unos 5 u 8 minutos los tendréis listos.

Los podéis acompañar con lo que más os apetezca, puré de patatas, arroz blanco, etc.