miércoles, 30 de octubre de 2013

Galletas para Halloween (ii) - Gingerbread Zombies




Se acerca la noche de Halloween y os aconsejo no salir de casa vaya que os encontréis con estas galletas zombies tan terroríficas ;)

Según me han contado, son amigos de la pandilla de monstruitos que el año pasado asustaba a toda persona viviente. Si no os acordáis podéis verlos AQUÍ.

Estos zombies son unas galletas de jengibre o gingerbread cookies muy sencillitas de preparar y que seguro disfrutareis decorando, incluidos los más peques de la casa.
   

Ingredientes:

   Galletas:
  • 175 gr. azúcar muscovado
  • 85 gr. golden syrup (lo he sustituido por miel de caña)
  • 100 gr. de mantequilla
  • 3 cucharaditas de mix de especias para galletas de gengibre (*)
  • 350 gr. harina
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • 1 huevo, ligeramente batido
        (*) Si no tenéis esta mezcla podéis utilizar 3 cucharaditas de jengibre molido y 1 de canela molida

   Decoración:
  • 200 gr. de azúcar glass
  • 1 clara de huevo
  • Colorantes en gel del color deseado (en mi caso negro y rojo)


Elaboración:

   Galletas:
  1. Ponemos en un cazo a calentar el azúcar, la miel y la mantequilla hasta que todo se funda.
  2. Disolvemos el bicarbonato en una cucharadita de agua.
  3. En un bol, mezclamos el harina con las especias. Hacemos un agujero en el centro y añadimos la mezcla fundida del azúcar, el huevo y el bicarbonato. Mezclamos bien hasta conseguir una masa uniforme.
  4. Pasamos la masa a un papel film, la enrollamos y dejamos reposar en la nevera al menos 1 hora, para que coja consistencia y podamos trabajarla bien.
  5. Precalentamos el horno a 190ºC.
  6. Cogemos la mitad de la masa y la pasamos a una superficie ligeramente enharinada (la otra mitad la seguimos manteniendo en la nevera para que no se caliente). Le pasamos el rodillo hasta dejarla de un grosor de unos 5mm aprox. Cortamos la masa con el cortador de galletas deseado y las vamos pasando a una bandeja de horno. Repetimos con la otra mitad de la masa.
  7. Horneamos durante 10-12 minutos dependiendo del tamaño de las galletas. Las dejamos reposar en la bandeja unos minutos y después las pasamos a una rejilla para que se enfríen totalmente.

   Decoración:
  1. Tamizamos el azúcar glass.
  2. En un bol echamos la clara y una parte del azúcar glass. Empezamos a batir.
  3. Seguimos batiendo echando más azúcar glass de cucharada en cucharada. Tenemos que batir hasta conseguir una consistencia firme parecida a la pasta de dientes.
  4. Separamos la glasa en varios recipientes, dependiendo de los colores que vayamos a utilizar y las teñimos (En este caso la he dividido en 3 partes, una la he teñido de rojo, la otra de negro y la blanca la he dejado tal cual).
  5. Rellenamos las mangas pasteleras o los biberones con la glasa y empezamos a decorar las galletas.


Fuente masa galletas: BBC Goodfood