martes, 11 de febrero de 2014

Corazones de fresa y mascarpone




Se acerca el día de San Valentín y la red se está inundando de recetas muy amorosas. Yo no quería ser menos y os quería enseñar estos corazones de fresa y mascarpone.

Este año no me quería complicar mucho con la receta, no como hice el año pasado con el Enrollado enamorado, así que echando un vistazo en mis pines favoritos de Pinterest para inspirarme un poco, encontré ésta tan facilita y sabrosa. La receta original lleva cerezas y ricotta, pero yo lo he cambiado por fresas y mascarpone que es lo que tenía en casa.

La cantidad de corazones que salen, dependerá del tamaño de vuestro cortador de galletas. Con el tamaño que yo he utilizado me han salido 7 corazones de la pasta brisa y he utilizado 3 fresas grandecitas.

Cuando leáis la receta veréis que tiene dificultad 0, así que no tenéis excusa para sorprended a vuestra pareja el día de San Valentín o cualquier otro día, que siempre gusta que nos sorprendan sin motivo alguno.



Ingredientes:
  • 1 Lámina de pasta brisa
  • Fresas cortadas en trocitos pequeños
  • Queso mascarpone
  • Azúcar
  • Mantequilla derretida
  • Azúcar glas

Elaboración:
  1. Precalentamos el horno a 200ºC.
  2. Desenrollamos la pasta brisa y vamos sacando los corazones con un cortador de galletas. Unos corazones nos servirán de base y otras de tapadera.
  3. Ponemos en un corazón una cucharadita de mascarpone, otra de fresas y espolvoreamos con azúcar. Tapamos con otro corazón y cerramos los bordes con la ayuda de un tenedor como si fueran empañadillas. Repetimos con los corazones restantes.
  4. Colocamos los corazones en una bandeja de horno cubierta de papel de hornear.
  5. Pincelamos los corazones con la mantequilla derretida.
  6. Horneamos unos 15-20 minutos hasta que se cojan un color ligeramente dorado.
  7. Sacamos del horno, dejamos enfriar 5 minutos y las pasamos a una rejilla para que enfríen totalmente.
  8. Espolvorear con azúcar glas






Fuente: Cakestudent